jueves, 13 de abril de 2017

Mensaje del alma antes de nacer



1. Recibirás un cuerpo.
Puedes amarlo u odiarlo, pero será tuyo todo el tiempo.
2. Aprenderás lecciones todo el tiempo.
Estás inscrito en una escuela informal de tiempo completo llamada vida.
3. Cada día tendrás la oportunidad de aprender lecciones.
Puedes amarlas y pasar de nivel o simplemente considerarlas como dolorosas o irrelevantes y seguir cursando el mismo grado.
4. No hay fracasos, sólo lecciones.
El crecimiento es un proceso ensayo, error, experimentación.
Los experimentos que no resultan óptimos son parte del proceso y del aprendizaje.
5. Cada lección se repite hasta que se aprende.
Esta se presentará de diversas formas. Cuando tú la hayas aprendido, pasarás a la siguiente automáticamente.
6. Aprender lecciones es una tarea sin fin.
No hay ninguna parte de la vida que no contenga sus lecciones.
Si estas vivo, siempre habrá lecciones que aprender.
7. “Allá” solo será mejor que “aquí”,
cuando tu "allí" se convierta en un "aquí".
8. Los demás son simplemente espejos de ti.
No puedes amar u odiar algo en otra persona,
a menos que ella refleje algo que amas u odias en ti mismo.
9. Lo que haces en tu vida es tu responsabilidad.
Tú tienes todas las herramientas y recursos que necesitas, lo que haces con ellos no es asunto de nadie. La elección es siempre tuya.
10. Las respuestas a las preguntas de la vida están dentro de ti.
Sólo necesitas ver, sentir, escuchar y confiar.
11. Te olvidarás de todo esto y sin embargo, recordarás....
Esta es la explicación de vacío existencial que algunos sienten, recuerdan que hubo un antes de esta vida.

lunes, 10 de abril de 2017

El buitre, el murciélago y la abeja




Hace mucho no leía una reflexión que me sacudiera como ésta y quiero compartirla con vosotros:
*El Buitre* : si pones a un buitre en un cajón que mida 2x2m y que esté completamente abierto por la parte superior,  está ave a pesar de su habilidad para volar, será un prisionero absoluto. La razón es que el buitre siempre comienza el vuelo desde el suelo con una carrera de tres a cuatro metros. Sin espacio para correr, como es su hábito, ni siquiera intentará volar sino que quedará prisionero de por vida en una pequeña cárcel sin techo...

*El Murciélago* : el murciélago ordinario que vuela por todos lados durante la noche es una criatura sumamente hábil en el aire, pero no puede elevarse desde un lugar a nivel del suelo. Si se le coloca en el suelo en un lugar plano todo lo que puede hacer es arrastrarse indefenso y sin dudas dolorosamente hasta alcanzar algún sitio ligeramente elevado del cual se pueda lanzar hacia el aire, entonces, inmediatamente despega a volar...

*La Abeja* : la abeja al ser depositada en un recipiente abierto, permanecerá allí hasta que muera, a menos que sea sacada del mismo. Nunca ve la posibilidad de escapar que existe por arriba de ella, sin embargo persiste tratando de encontrar alguna forma de escape por los laterales cercanos al fondo. Seguirá buscando una salida donde no existe ninguna, hasta que completamente se destruye a sí misma...

*Las Personas* : en muchas formas somos como el buitre, el murciélago y la abeja Lidiamos con nuestros problemas y frustraciones, sin nunca darnos cuenta que todo lo que tenemos que hacer es mirar hacia arriba y hacia dentro. Esa es la respuesta, la ruta de escape y la solución a cualquier problema. *Solo mira hacia arriba y hacia dentro*!!!

La tristeza mira hacia atrás...la preocupación mira alrededor..
....la depresión mira hacia abajo.... pero la *FE* siempre mira hacia arriba y hacia dentro, porque ahí está el Todopoderoso....la solución a los problemas, la paz y la felicidad..''''

viernes, 7 de abril de 2017

Reflexiones de Rumi



Le preguntan a  Rumi, maestro persa espiritual del siglo XIII:

¿Qué es el veneno?
- Cualquier cosa más allá de lo que necesitamos es veneno.
Puede ser el poder, la pereza, la comida, el ego, la ambición, el miedo, la ira, o lo que sea.

¿Qué es el miedo?
- La no aceptación de la incertidumbre.
Si aceptamos la incertidumbre, se convierte en aventura.

¿Qué es la envidia?
- La no aceptación del bien del otro.
Si aceptamos el bien, se convierte en inspiración.

¿Qué es la ira?
- La no aceptación de lo que está más allá de nuestro control.
Si aceptamos, se convierte en la tolerancia.

¿Quél es el odio?
- La no aceptación de las personas como son.
Si las aceptamos incondicionalmente, se convierte en amor.

¿Cuál es la madurez espiritual?

1. Es cuando se deja de tratar de cambiar a los demás y se centra en el cambio de uno mismo.
2. Es cuando se acepta a las personas como son.
3. Es cuando se comprende que todo el mundo está justo en su propia perspectiva.
4. Es cuando se aprende a "dejar ir".
5. Es cuando no se tienen "expectativas" en una relación, y se da sólo por el bien de dar.
6. Es cuando se comprende que lo que hace, lo hace para su propia paz.
7. Es cuando uno no se detiene a demostrarle al mundo lo inteligente que es.
8. Cuando no se busca la aprobación de los demás.
9. Es cuando se deja de comparar con los demás.
10. Es cuando se está en paz consigo mismo.
11. La madurez espiritual es cuando se es capaz de distinguir entre la "necesidad" y el "querer" y es capaz de dejarla ir por su voluntad.
Por último, y lo más importante:
12. ¡Se gana la madurez espiritual cuando ya las cosas materiales no le dan "felicidad"!

miércoles, 18 de enero de 2017

La pieza de plata



Un grupo de mujeres, reunidas en su estudio bíblico semanal, mientras leían el libro de Malaquías encontraron un versículo que decía: "Y Él se sentará para afinar y limpiar la plata".(malaquias 3:3) Este verso las intrigó en gran manera y se preguntaron qué podría significar esta afirmación con respecto al carácter y la naturaleza de Dios. Una de ellas se ofreció a investigar el proceso de la purificación de la plata.
Esa semana la dama llamó a un orfebre e hizo una cita para ver su trabajo. Ella no le mencionó detalles acerca de la verdadera razón de su visita, simplemente dijo que tenía curiosidad sobre la purificación de la plata.

Ella observaba al orfebre sostener una pieza de plata sobre el fuego, dejándolo calentar intensamente. El artesano le explicó que para refinar la plata, debía ser sostenida en medio del fuego donde las llamas arden con más fuerza, para así sacar las impurezas.

En ese momento ella imaginó a Dios sosteniéndonos en un lugar así de caliente, la vida con sus pruebas. Entonces recordó una vez más el versículo "Y Él se sentará para afinar y limpiar la plata". Le preguntó al platero si era cierto que él debía permanecer sentado frente al fuego durante todo el tiempo que la plata era refinada.

El hombre respondió:

- Sí. No sólo debo estar aquí sentado sosteniendo la plata, también debo mantener mis ojos fijamente en ella durante el tiempo que está en el fuego. Si la plata fuese dejada un instante más de lo necesario sería destruida.

La mujer se mantuvo en silencio por un momento y luego preguntó:

-¿Cómo sabe cuando ya está completamente refinada?

El sonrió y le respondió:

"Ah, muy simple -- Cuando puedo ver mi imagen reflejada en ella."

Mis queridos hermanos y amigos, si hoy sentimos el calor del fuego, recordemos que el Señor tiene sus ojos puestos en nosotros y continuará observándonos hasta que vea su imagen reflejada en nuestra vida. Es así como trabaja nuestro Poderoso Dios, es así como nos purifica como la plata.
Que Dios el Señor les continúe bendiciendo y nos saque en victoria en cada prueba que nos encontremos!

martes, 28 de junio de 2016

La felicidad de no depender


La historia se refiere a un individuo que se mudó de aldea, en la India, y se encontró con lo que allí llaman un sennyasi. Este es un mendicante errante, una persona que tras haber alcanzado la iluminación, comprende que el mundo entero es su hogar, el cielo su techo y Dios su Padre, que cuidará de él.
Entonces se traslada de un lugar al otro. Tal como tú y yo nos trasladaríamos de una habitación a otra de nuestro hogar. Al encontrarse con el sennyasi, el aldeano dijo: -"¡No lo puedo creer! Anoche soñé con usted. Soñé que el Señor me decía: -Mañana por la mañana abandonarás la aldea, hacia las once, y te encontrarás con este sennyasi errante- y aquí me encontré con usted."
-"¿Qué más le dijo el Señor?" Preguntó el sennyasi. Me dijo: -"Si el hombre te da una piedra preciosa que posee, serás el hombre más rico del mundo. ¿Me daría usted la piedra?" Entonces el sennyasi revolvió en un pequeño zurrón que llevaba y dijo: -"¿Será ésta la piedra de la cual usted hablaba?".
El aldeano no podía dar crédito a sus ojos, porque era un diamante, el diamante más grande del mundo.
-"¿Podría quedármelo?"
-"Por supuesto, puede conservarlo; lo encontré en un bosque. Es para usted." Siguió su camino y se sentó bajo un árbol, en las afueras de la aldea.
El aldeano tomó el diamante y ¡qué inmensa fue su dicha! Como lo es la nuestra el día en que obtenemos algo que realmente deseamos. El aldeano en vez de ir a su hogar, se sentó bajo un árbol y permaneció todo el día sentado, sumido en meditación.
Y, al caer la tarde, se dirigió al árbol bajo el cual estaba sentado el sennyasi, le devolvió a éste el diamante y dijo:
-"¿Podría hacerme un favor?"
-"¿Cuál?" le pregunto el sennyasi.
-"Podría darme la riqueza que le permite a usted deshacerse de esta piedra preciosa tan fácilmente?".

jueves, 23 de junio de 2016

Doce consejos para padres


1. Diga lo que piensa y piense lo que vaya a decir: exprese en forma directa y en sus propias palabras lo que siente. Sus hijos tienen derecho a saberlo. No los confunda.
2. Siempre diga la verdad: diga la verdad aun cuando sepa o crea que sus hijos se sentirán lastimados al saberla. Usted espera que su hijo sea también veraz. Sea un ejemplo.
3. Sea siempre el mismo; los jóvenes necesitan de alguien fuerte de quien depender, especialmente en momentos críticos. Al observar que usted es consecuente ellos podrán apoyarse en usted.
4. Respalde con sus actos lo que dice: no les diga una cosa, mientras que tiene otras reglas para usted. Sea el ejemplo.Atrévase a cambiar por Usted y por ellos.
5. Cumpla su palabra: si dice “no” que sea “no”. Si dice “si” que sea “sí”. Tome decisiones en las cuales sus hijos puedan confiar.
6. Exprésese claramente: la mayoría de los problemas familiares son causados por algo que no ha sido dicho con claridad, algo que es una suposición y que no ha sido discutido satisfactoriamente.
7. Cumpla siempre sus promesas: nunca prometa algo que no tiene intención de cumplir. Si las circunstancias le impiden cumplir una promesa, explique claramente las razones que lo impiden.
8. Pida perdón: los padres no son perfectos. Nunca trate de justificar sus faltas y equivocaciones. Admita sus errores. Si usted comete un error de juicio pida perdón.
9. Consulte con sus hijos: los hijos tienen un sentido de comprensión más profundo de lo que se les concede. Solicite sus ideas. Pregúnteles sus opiniones. Siéntase orgulloso del amor y la comprensión que ellos le profesan.
10. Ponga limites impulsado por su amor: nunca discipline a sus hijos impulsado por la ira. Si amenaza con castigarlos y no lo hace, lo que logra es confundirles. La violencia no educa, atemoriza.
11. Confíe en sus hijos: concédales alguna libertad acorde a la edad. Si usted les demuestra que confía en ellos, ellos responderán en forma confiable. Si confía en ellos, ellos confiaran en usted.
12. Manifiesten los padres su amor mutuo: el mejor regalo que los padres les pueden dar a sus hijos es un ejemplo de amor mutuo. Los hijos aprenden acerca de lo que es verdadero amor viéndolo en el ejemplo de sus padres. No sea un padre ausente, sus hijos no le pidieron venir al mundo, si decidió traerlos, son suyas las responsabilidades.

martes, 7 de junio de 2016

La gente tóxica


Cómo identificar a los «vampiros de energía».
Las palabras motivan o hieren profundamente, los seres humanos somos increíblemente frágiles, emocionalmente somos tan delicados que las palabras tienen el gran poder de perfilar nuestras vidas. Aquellas personas que descargan comentarios negativos que nos hieren, las podríamos llamar gente tóxica, y puede ser cualquiera: un amigo, un hermano, un jefe, tu mamá o tu papá, e incluso nuestra pareja. Sus comentarios sabotean de alguna manera nuestros esfuerzos por llevar una vida feliz y productiva.
Una persona puede ser tóxica para alguien y no serlo para los demás. A todos nos gusta ganarnos el respeto, la aceptación, el reconocimiento de los demás y escuchar palabras de aliento. Tristemente, no siempre es así, no falta la persona tóxica. Reconocer a una persona tóxica y saber qué hacer si nos topamos con ella, es de gran ayuda
¿Cómo identificarla?
  1. ¿Te pones de mal humor o te sientes menos después de una plática con ella?
  2. ¿Te sientes poco atractivo (a) estando con esta persona?
  3. ¿Te ignora?
  4. ¿Te provoca dolor de cabeza, te tensa y sientes alivio cuando se va?
  5. ¿Al hablarle tartamudeas o cambia de expresión tu cara?
Si contestaste si, te podrás dar cuenta de que estas personas cambian nuestro comportamiento y nuestros sentimientos.
Una persona con baja autoestima hará cuanto pueda por sabotear las relaciones o para sentirse importante, la raíz en la mayoría de los casos son los celos y se actúa de manera irracional.
A la gente tóxica le molesta cuando otro tiene éxito, cuando es atractivo, popular, simpático, culto, etc.
Vivir por darle gusto a todo el mundo, es imposible, así como sacrificar ciertas cosas sólo para ser aprobados.
Lo que tenemos que hacer es amarnos y aceptarnos y comprender que para alguien siempre seremos una amenaza a su seguridad y sin una razón específica. Dice un dicho: "No sé cuál es la clave del éxito: pero la clave del fracaso es tratar de complacer a todo el mundo".
Hay varios tipos de tóxicos:
  1. El que a todo mundo recorta
  2. El del Club de la Lágrima Perpetua
  3. El mosca muerta
  4. El chismoso
  5. El que disfruta difundir malas noticias
  6. El machista
  7. El sabelotodo
  8. El metiche
  9. El que se cree simpático
  10. El que mira por el hombro de los demás...
Hay que evitar el contacto con la gente tóxica, pero cuando esto no sea posible, respira hondo y trata de comprenderla: Es probable que no tenga suficiente amor en su vida. Intentemos convertir el coraje en fortaleza interna y mantener el control mientras recibimos el comentario o la actitud negativa, pensemos que ésta puede ser una reacción al dolor, al vacío, a la soledad.
Por último algo muy importante, debemos analizarnos profunda y honestamente, ver si acaso... ¡No somos nosotros mismos los personajes tóxicos !